Páginas vistas en total

martes, 18 de abril de 2017

Por qué, mama, quiero ser presentador de televisión

    La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, texto

   Pues porque así, mamá, todo el mundo, editoriales y gentes, le echará cuenta a mi obra, y me aseguraré el poder ya, feliz y en paz, escribir cuanto y como quiera. ¿No lo ves? Una endiablada fiebre, voraz y contagiosa como venérea lepra, recorre el mundo editorial: no queda ya presentador/a, de informativos en especial, que no haya sido absorbido por la pasión escritora. Novelesca en concreto, que pareciera el virus de marras, como el patio de mi casa, de género muy particular. Que no haya sido, además, como escritor reconocido y de inmediato publicado en editoriales de postín. Que no haya incluso a las primeras de cambio conquistado un literario entorchado. Money, money. Sólo el componer la lista que a todos ellos incluyera sobrepasaría de largo en extensión lo permisible hoy en los tiempos del internet, así es que paso. ¿Casualidad o causalidad, tan tamañas fiebres? Piénsalo detenidamente tú mismo, que esto lees, no quieras que te lo dé yo hecho todo. O que me empapelen. Ah, el resentimiento rastrero de los desheredados siempre, en este caso, el de miles y miles de hombres y mujeres, acendrados currantes de la palabra escrita durante años y años, sin Nombre ni contactos, a quienes jamás nadie reconoce nada.  Qué cruel e injusto les parece el mundo a ellos. Qué real y qué racional parece el mundo tras el frenesí escritor seguido-por-el-ÉXITO de tantísimo presentador/a, muy progresistas, por cierto, casi todos ellos. Apartémonos pues a su rutilante paso, doblemos la cerviz ante ellos, reconozcamos cuánto el Progreso avanza con ellos, el de la más justa redistribución de trabajos e ingresos también. Pues, como glosa la canallesca… las editoriales se los rifan y sus seguidores acuden en tropel a firmas y encuentros con sus amados comunicadores, convirtiendo estas novelas en el mejor acompañante del descanso e impulsando a menudo el negocio de las editoriales. ¿Entiendes, mamá, por qué quiero ser yo presentador/a de televisión? ¿Tú me entiendes?

Escribo y me doy aquí cada día -aunque lo mejor mío, lógico, me lo reservo para mi libro- porque necesito expresarme, sí, y para que te fijes en mí también, como escolar aplicado ante sus profes, como reuniendo méritos ante ti para que en mí creas y te decidas a solicitarme mi obra. Y qué otra cosa puedo hacer, si Padrino no tengo.
“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 

No hay comentarios: